De conformidad con la resolución 2008 (LX) del Consejo Económico y Social, el presente informe ofrece una sinopsis de la labor anual realizada por la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación. También responde a la petición formulada por la Asamblea General, en el párrafo 4 b) de su resolución 64/289 sobre la coherencia en todo el sistema, de que se incluya información apropiada sobre la labor de la Junta de los Jefes Ejecutivos en su informe sinóptico anual al Consejo Económico y Social, que también examina el Comité del Programa y de la Coordinación, a fin de promover un diálogo más efectivo. El presente informe abarca el año 2013.

En respuesta a la resolución 68/20 de la Asamblea General, en la que la Asamblea hizo suyas las conclusiones y recomendaciones que figuran en el informe del Comité del Programa y de la Coordinación sobre la labor realizada en su 53º período de sesiones (A/68/16, cap. III.A), el informe sinóptico anual destaca las principales actividades realizadas bajo los auspicios de la Junta de los Jefes Ejecutivos para aumentar la coherencia y la coordinación en todo el sistema de las Naciones Unidas de conformidad con los mandatos intergubernamentales y en apoyo de estos.

En su resolución 68/20, al hacer suyas las conclusiones y recomendaciones del Comité del Programa y de la Coordinación, la Asamblea General puso de relieve el papel de la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación en el fomento de la coherencia de las políticas, así como en la adopción de medidas coordinadas y eficaces en el sistema de las Naciones Unidas en apoyo de las prioridades nacionales y de conformidad con los mandatos intergubernamentales. La Asamblea acogió con beneplácito en particular los esfuerzos de la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación por contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y observó la necesidad de un apoyo coordinado a nivel de todo el sistema de las Naciones Unidas en la preparación y el seguimiento de la agenda para el desarrollo después de 2015. Se reconoció la labor de la Junta en apoyo de la armonización y la simplificación de las prácticas institucionales a la luz de su potencial para aumentar la eficiencia y reducir la carga administrativa y de procedimiento. En este contexto, se destacó la necesidad de facilitar oportunidades en el proceso de adquisición para los países en desarrollo y los países en transición, de conformidad con las normas y los reglamentos existentes. Los Estados Miembros otorgaron gran importancia a la transparencia y la rendición de cuentas de la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación y la alentaron a que siguiera mejorando el diálogo con ellos.

Los desafíos a que se enfrenta la comunidad internacional siguen aumentando en complejidad y diversidad, y pronto cobrarán nuevas dimensiones a medida que se acerca el plazo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el próximo año. A fin de apoyar los esfuerzos de los Estados Miembros por hacer frente a esos desafíos, la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación se centra en un enfoque coordinado de la amplia variedad de conocimientos especializados existentes en el sistema de las Naciones Unidas.

La Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación también procuró mejorar la transparencia y la rendición de cuentas poniendo en marcha un nuevo sitio web de la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación (www.unsceb.org) y participando en diálogos e intercambios oficiales y oficiosos con los Estados Miembros a lo largo de todo el año. La Junta siguió coordinando su labor con otros órganos de financiación conjunta, en particular, con la Comisión de Administración Pública Internacional y la Dependencia Común de Inspección.

En 2013, la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación dio la bienvenida a los nuevos miembros siguientes: el Sr. LI Yong, de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial; el Sr. Mukhisa Kituyi, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo; la Sra. Phumzile Mlambo-Ngcuka, de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres; y el Sr. Roberto Carvalho de Azevêdo, de la Organización Mundial del Comercio.