Reconociendo la importante y compleja interrelación que existe entre la migración internacional y el desarrollo, así como la necesidad de ocuparse de los problemas y las oportunidades que presenta la migración para los países de origen, tránsito y destino, la Asamblea General, su resolución 67/219, decidió celebrar un diálogo de alto nivel sobre la migración internacional y el desarrollo los días 3 y 4 de octubre de 2013. En el párrafo 7 de la resolución, la Asamblea también invitó a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y a otras entidades a que contribuyeran a los preparativos del diálogo de alto nivel y a que participaran en él.

En respuesta a la invitación de la Asamblea General, la Junta de los Jefes Ejecutivos para la Coordinación solicitó al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que, en colaboración con el Grupo Mundial sobre Migración, propusiera recomendaciones y medidas como aportación para el diálogo de alto nivel. Entre esas medidas cabe citar las siguientes:

  • promover los aspectos de la migración relacionados con los derechos humanos y el desarrollo humano,
  • reforzar la base empírica y de conocimientos,
  • incorporar la migración en las políticas y los planes de desarrollo nacionales y en la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo después de 2015,
  • mejorar la participación y la cooperación a nivel interestatal y entre múltiples interesados, y e) hacer frente a las cuestiones emergentes. La Junta aprobó estas medidas en su primer período de sesiones de 2013 y celebró la preparación de una publicación conjunta titulada International Migration and Development: Contributions and Recommendations of the International System (www.unsceb.org) de manera paralela al diálogo de alto nivel.