En respuesta a la resolución 67/226 de la Asamblea General sobre la revisión cuadrienal amplia de la política relativa a las actividades operacionales del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo, el GNUD asignó la máxima prioridad a garantizar la aplicación coherente de dicha revisión en todo el sistema, haciendo un fuerte hincapié en las esferas de alto impacto. El GNUD convino en el primer plan de acción común del GNUD para la revisión cuadrienal amplia de la política de la historia y varias entidades de las Naciones Unidas alinearon sus nuevos planes estratégicos con dicha revisión en cuanto a las fechas y el contenido.

Como se pide en la resolución 2013/5 del Consejo Económico y Social, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, en colaboración con el GNUD y el Comité de Alto Nivel sobre Gestión, elaboró un marco de supervisión y presentación de informes para la revisión cuadrienal amplia de la política en todo el sistema, que es sólido, económico, está basado en pruebas y supone una carga mínima de presentación de informes para los gobiernos y el sistema de las Naciones Unidas.

Como se solicita en la revisión cuadrienal amplia de la política (resolución 67/226 de la Asamblea General, párr. 140), el GNUD formuló procedimientos operativos estándar que sirvieran de orientación para facilitar el éxito de la labor de los equipos de las Naciones Unidas en los países que hubieran adoptado la iniciativa “Unidos en la acción”. Los procedimientos operativos estándar representan un instrumento fundamental para la coordinación y eficacia operacionales a nivel de país y un medio que aporta más coherencia y mejor armonización entre las orientaciones normativas fijadas por la Sede, por una parte, y las necesidades y la correspondiente aplicación sobre el terreno, por la otra.
43.    En el marco de los procedimientos operativos estándar, el GNUD y el Comité de Alto Nivel sobre Gestión identificaron y asignaron prioridad a un conjunto de 36 medidas que la Sede de las Naciones Unidas debía adoptar para seguir apoyando y ampliando las posibilidades de prestar servicios de apoyo comunes en los países. Estas medidas se han incluido en el plan de acción para la Sede y abarcan iniciativas en las esferas de adquisiciones, tecnología de la información y las comunicaciones, recursos humanos, logística y transporte, auditoría, finanzas y locales comunes.

En respuesta a la resolución 67/226 de la Asamblea General, que alienta a los Estados Miembros que hacen contribuciones complementarias a que den prioridad a los mecanismos de financiación común, temática y conjunta aplicados en los niveles mundial, regional y nacional, el GNUD puso en marcha el Fondo para la obtención de resultados de la iniciativa “Unidos en la acción” como mecanismo sucesor de la “ventanilla de financiación ampliada” de la iniciativa. El Fondo presta apoyo a los programas de las Naciones Unidas de alta eficiencia en países de ingresos bajos y de ingresos medianos bajos que están aplicando el enfoque “Unidos en la acción” y han puesto en marcha el fondo para la iniciativa “Una ONU” a nivel nacional.

En respuesta a la revisión cuadrienal amplia de la política, en que se instó al sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo a que tratara de conseguir la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer en sus programas por países, el GNUD llegó a un acuerdo sobre los principios y normas comunes de los indicadores de igualdad entre los géneros. El Grupo publicó directrices sobre sistemas de indicadores de la igualdad de género para todos los equipos de las Naciones Unidas en los países, que orientarán la formulación de un planteamiento eficaz y coherente para realizar el seguimiento de los recursos que favorecen el logro de resultados en materia de igualdad entre los géneros, y permitirán en todo el sistema la presentación de informes sobre los fondos que contribuyen a promover la igualdad entre los géneros.

Como se pide en la revisión cuadrienal amplia de la política, el Grupo ha dado prioridad a seguir mejorando el funcionamiento eficaz del sistema de coordinadores residentes. A tal efecto, el GNUD reforzó el Centro de Evaluación de Coordinadores Residentes para velar por que los perfiles de coordinadores residentes se adecuaran mejor a las necesidades, prioridades y desafíos de los países en que se ejecutaban programas. Los nuevos mandatos de la revisión cuadrienal amplia de la política figuraban en el Código de Conducta y las orientaciones sobre las relaciones de trabajo de los equipos de las Naciones Unidas en los países, herramienta fundamental para fortalecer la rendición de cuentas mutua del sistema de coordinadores residentes en los países.

En respuesta a una solicitud formulada por el Consejo Económico y Social en su resolución 2013/5, y como se pide en la resolución 67/226 de la Asamblea General, el GNUD alcanzó un acuerdo histórico sobre una modalidad de financiación centralizada en apoyo del sistema de coordinadores residentes en los planos mundial, regional y nacional. Esta modalidad se basa en el sistema de participación en la financiación de los gastos entre todas las organizaciones que conforman el GNUD, entró en vigor el 1 de enero de 2014 y tiene por objeto asegurar que los coordinadores residentes dispongan de manera estable y previsible de los recursos necesarios para cumplir eficazmente sus mandatos.